Ruta de los Sabores del Mar

Introducción:

Los aproximadamente 350 km. que tiene el litoral asturiano están jalonados de abruptos acantilados, pequeñas calas y ensenadas naturales, pronunciados cabos y algunos estuarios fluviales. Sobre ese escenario natural se abren al mar pequeños pueblos de pescadores encaramados en la montaña o bien asentados en pequeños recodos al abrigo de los rigores del mar y de los vientos.

La vida de las gentes del mar (marineros, pescadores, mariscadores, acuicultores…) es muy sacrificada, pero acertadamente se dice que el que ha nacido junto a la mar (en femenino, porque para los marineros es como su compañera o su madre) no puede vivir lejos de ella. Por eso no han renunciado a su pasado y han conservado tan elmente las tradiciones, el carácter de sus pueblos y la excelente calidad de su gastronomía.

La costa asturiana huele a sal y sabe a mar, y entre los pliegues de su paisaje se esconden miles de rincones y de secretos que ahora te invitamos a recorrer y a descubrir siguiendo esta ruta de los sabores del mar. Recórrela y podrás sumergirte en las profundidades o conocer a fondo su tradición marinera. Coge con tus propias manos los mariscos y aprende a diferenciarlos, visita una fábrica de conservas artesanas, participa en un taller de cocina marinera, déjate guiar por los rincones de los pueblos marineros.... y sobre todo saborea las delicias del mar en los bares, sidrerías y restaurantes de cualquiera de sus preciosos pueblos pesqueros.