Ruta de la Sidra

Introducción:

La sidra es indisociable de la cultura, personalidad y gastronomía asturiana, ya que está presente en la práctica totalidad de los rincones del territorio y ha dado lugar a una forma muy particular de sociabilizar, compartir y disfrutar.

Su elaboración es un arte milenario que comienza con la selección de las variedades de manzanas (muchas de ellas endémicas de la región) pasa por el prensado y fermentación y naliza en el escanciado tradicional para ser consumida en cualquiera de las abundantes sidrerías que salpican toda la región. Ninguna otra sidra del mundo se escancia como la asturiana y degustarla en una sidrería será toda una experiencia.

Hoy día se pueden encontrar en el mercado distintos tipos de sidras, desde la natural hasta la espumosa, pasando por los zumos de manzana y las sidras de caña o botellín. Pero solo la sidra con la contraetiqueta expedida por el Consejo Regulador que vela por la D.O.P. "Sidra de Asturias" es sidra netamente asturiana.

Dentro de la gama de productos que hoy se elaboran hay sidra asturiana de los tres principales grupos:

  • Sidra natural: la de escanciado tradicional.
  • Sidra de nueva expresión: sidra de mesa, ltrada y estabilizada, con un toque de aguja, para ser consumida en copa.
  • Sidra espumosa: sidra de fermentación carbónica tipo brut.